junio 3, 2024

Claudia Sheinbaum gana las elecciones y se convierte en la primera presidenta de México

Si bien la llegada de una mujer al poder ejecutivo en México es un evento histórico, hay muchas dudas sobre las posturas y acciones de Sheinbaum frente a asuntos claves para los feminismos

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email
Claudia Sheinbaum primera presidenta historia de México
Portada: Isabella Londoño

Este 2 de junio, México eligió a Claudia Sheinbaum Pardo como la primera presidenta en su historia. La candidata de la Cuarta Transformación (4T) logró el 58.3%-60.7% de los votos, mientras que la candidata Xóchitl Gálvez Ruiz (Fuerza y Corazón por México) se llevó el 26.6%-28.6% del electorado y Jorge Álvarez Máynez (Movimiento Ciudadano) el 9.9%-10.8%, de acuerdo con el conteo rápido del Instituto Nacional Electoral (INE)

¿Pero se saldó la deuda histórica? Spoiler alert: aún no.

Si bien Sheinbaum, su equipo y sus militantes han destacado que su llegada al Poder Ejecutivo es un logro histórico de la lucha por los derechos político-electorales de las mujeres en México y Latinoamérica, iniciamos este sexenio con mucha incertidumbre.

Aunque en su cierre de campaña aseguró que “las mujeres no estamos solas”, su evasión constante para hablar sobre aborto o sobre la impunidad en los casos de feminicidio, el exageradísimo despliegue de policías en las movilizaciones feministas y trans durante su gestión como Jefa de Gobierno, su interés en la consolidación de la Guardia Nacional (que en múltiples ocasiones se ha problematizado por su enfoque militarista) y su cercanía con personas transfóbicas como Renata Turrent [1] nos dan TODO el derecho a sentir desconfianza de sus palabras. ¿Saldamos una deuda histórica? Podremos responder hasta que de verdad dejemos de sentirnos solas; hasta que México pase de tener a la primera presidenta a la primera presidenta feminista o, al menos, una verdadera compañera de quienes seguimos exigiendo el derecho a una vida digna. 

Los activismos en pro de la participación pública no sólo han abogado por las cuotas en los espacios de toma de decisiones. Durante décadas se ha insistido en la urgencia de que los mecanismos del ejercicio de la política formal tomen distancia de dinámicas patriarcales.

Necesitamos y queremos una presidenta que:

  1. Rompa el pacto patriarcal, no integrando a políticos y funcionarios señalados de violencia contra las mujeres (especialmente agresores sexuales) a sus planes de gobierno y asegurando que no existen los hombres intocables.
  2. Defienda y garantice los derechos sexuales y reproductivos; no que se limite a decir que otras instancias (en este caso la Suprema Corte de Justicia de la Nación) ‘ya trabaja en ello’.  El acceso a un aborto legal, seguro, gratuito y digno es un derecho humano.
  3. Escuche y atienda las demandas de los colectivos de mujeres buscadoras.
  4. Deje de normalizar la desaparición de personas. 
  5. No sea cómplice de Fiscalías que, a la fecha, siguen sin respetar y reconocer el derecho a la justicia y reparación de daños a las víctimas de feminicidio y sus familias.
  6. Se distancie de los proyectos de militarización que, por su vínculo histórico con la desaparición forzada, la ejecución extrajudicial, torturas, detenciones arbitrarias y violaciones al debido proceso, son incompatibles con los procesos de paz.
  7. Diseñe e implemente políticas de seguridad integral y con perspectiva de género.
  8. No incurra en acercamientos capacitistas al momento de escuchar y atender a las mujeres que viven con discapacidades.
  9. No criminalice a las trabajadoras sexuales.
  10. No vulnere el derecho a la protesta y la apropiación del espacio público.
  11. Priorice la seguridad de las mujeres y no de las paredes.
  12. Se responsabilice y haga contrapeso a las negligencias institucionales y mediáticas que mantienen a la impunidad como una constante en el feminicidio y la desaparición infantil.

El gobierno de Sigamos Haciendo Historia

A lo largo de su campaña y en los tres debates, Claudia Sheinbaum se comprometió con un plan de gobierno que contempla:

  • Derecho a la salud, educación y vivienda 
  • Fortalecimiento del sistema público de salud y abastecimiento de medicamentos a través de la continuidad del Programa IMSS-Bienestar
  • Creación de centros de salud y capacitación de las enfermeras 
  • Becas para estudiantes de secundaria y preparatoria
  • Creación de universidades públicas (bajo la misma modalidad que el Instituto de Estudios Superiores Rosario Castellanos y la Universidad de la Salud)
  • Programas de apoyo para la primera infancia
  • Construcción de casas a través del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit)
  • Economía y empleo
  • Defensa de la soberanía nacional y de les mexicanes que viven en Estados Unidos
  • Fortalecimiento de las relaciones diplomáticas con América del Sur y Centroamérica para evitar que las personas migren por necesidad
  • Reforma al Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados (Comar)  
  • Acceso a la justicia, combate a la violencia y seguridad
  • Fortalecimiento e incremento de elementos de la Guardia Nacional
  • Extensión federal del Programa Jóvenes Unen al Barrio por el Bienestar
  • Tipificación de la extorsión como un delito grave 
  • Prisión preventiva oficiosa
  • Agenda contra la violencia de género
  • Apoyos económicos a mujeres de entre 60-64 años, artesanas y jornaleras agrícolas
  • Modificaciones al Código Penal para tipificar el transfeminicidio a nivel federal 
  • Medio ambiente
  • Plan Nacional Hídrico que contempla el reciclaje y apoyo a las fuentes de Tijuana, Jalisco y Monterrey.

Nota al pie 

[1] Renata Turrent fue Coordinadora de Enlace con Diálogos por la Transformación de la campaña presidencial de Claudia Sheinbaum. Sin embargo, antes de ocupar ese cargo, en septiembre de 2022, personas trans y no binaries protestaron afuera de las instalaciones de Capital 21, un canal de televisión pública, después de que su programa (El Aquelarre) difundió discursos transodiantes. 

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email
  • Me indigna
    (0)
  • Me moviliza
    (2)
  • Me es útil
    (1)
  • Me informa
    (2)
  • Me es indiferente
    (1)
  • Me entretiene
    (0)

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados