• Volcánicas
    • Hacemos periodismo de investigación riguroso, audaz, feminista y latinoamericano. Usamos las múltiples herramientas de la comunicación para ayudar a deconstruir el machismo, y así avanzar en la consecución de los derechos de las mujeres y la comunidad lgbti en Latinoamérica y el Caribe. Defendemos los derechos humanos a través de la creación de un espacio seguro para las historias de mujeres en toda su diversidad y nos proyectamos como una incubadora de voces feministas jóvenes para la región. 

      Consideramos que todo periodismo debe ser feminista. Creemos firmemente que la función principal del periodismo es informar con rigor a la ciudadanía para que esta pueda tomar decisiones informadas en una democracia. Este compromiso con la democracia implica la defensa de los derechos humanos y, en esa medida, el periodismo que se dice sin posturas o sin apuestas políticas está a la defensa del status quo, que no es más que el patriarcado. 

      Nuestro equipo está conformado en un 100% por feministas. 

      Fundadoras

      Catalina Ruiz-Navarro, Directora 

      Matilde de los Milagros Londoño Jaramillo, Editora general

      Volcánicas es el proyecto periodístico de la Fundación Hoja Blanca-ONG, organización que asume el trabajo administrativo y financiero de la revista.

  • Nuestra historia
    • Volcánicas es la re-fundación de Volcánica, un proyecto editorial que funcionó regionalmente entre los años 2017-2019 como la revista feminista del medio guatemalteco Nómada. En sus dos años de funcionamiento la revista discutió un abanico de temas de los feminismos latinoamericanos como transfeminismo, afrofeminismo, trabajo sexual, la perspectiva decolonial y el feminismo indígena, entre otros temas que rara vez se veían incluídos en el debate mainstream y que, cuando llegaban a la opinión pública, casi nunca eran escritos en primera persona ya sea porque las mujeres de estas comunidades suelen tener poco acceso a los medios de difusión o porque sus discursos han sido censurados o marginados. Volcánica buscó entonces transformar el discurso de la opinión pública visibilizando a esas mujeres que encarnan una diversidad de movimientos para difundir sus ideas y argumentos con una audiencia más amplia y abrir espacios para que sus cuerpos e identidades también habitaran el debate público en Latinoamérica. 

      Sin embargo, en noviembre de 2019 se hicieron públicas unas denuncias por acoso contra el entonces dueño y director de Nómada, Martín Rodríguez Pellecer, y la entonces directora feminista de Volcánicas, Catalina Ruiz-Navarro, usó las herramientas del periodismo para investigar las denuncias que terminaron en la publicación de 2 reportajes (con 14 testimonios, 13 de acoso y 1 de abuso sexual) de mujeres que denunciaban a Rodríguez Pellecer por acoso y abuso sexual (pueden leerse aquí y aquí). Esta investigación supuso la suspensión de la revista pues ni su directora Ruiz-Navarro, ni todo el equipo de feministas que había publicado en la revista, consideraba ético seguir trabajando para un agresor machista que además usaba su reconocimiento como periodista para acosar. 

      Meses después, Ruiz-Navarro y Matilde de los Milagros Londoño (quien fue la editora general de Volcánica en esa etapa previa) se reunieron para investigar unas nuevas denuncias por acoso, esta vez contra el cineasta colombiano Ciro Guerra. Al no encontrar un espacio idóneo para publicar dicho reportaje, manteniendo la independencia y el rigor periodístico de la investigación, decidieron fundar, desde México y Colombia, la revista Volcánicas, en plural. Una revista de periodismo feminista latinoamericano que busca ser un espacio seguro para voces e historias que muestren la diversidad de las perspectivas feministas.  

      La publicación del artículo generó revuelo internacional y provocó una conversación a nivel Colombia y región sobre cómo se entiende y maneja el acoso sexual, tan frecuente en las vidas profesionales de las mujeres. También generó una conversación sobre cuál es el papel del periodismo frente a las crecientes denuncias por violencia sexual de las mujeres, la importancia de la protección de fuentes y el trato ético de las víctimas. Tras la publicación de dicha investigación ambas fueron objeto de acoso judicial al ser demandadas penal y civilmente por Guerra. Aún así, en Volcánicas estamos convencidas de la importancia de defender el derecho a la protección de fuentes y el derecho a crear, desde el periodismo, un espacio seguro para que las mujeres puedan contar sus historias de violencia. 

      A finales de 2020 Volcánicas recibió un grant de Open Society Foundation que le permitió conformar un equipo editorial, compuesto 100% de mujeres feministas latinoamericanas, encargadas de crear y difundir contenido de manera permanente.

  • Política de fuentes
    • Para Volcánicas la perspectiva feminista implica que las personas son lo más importante de nuestro trabajo periodístico y por eso ponemos la agencia, la dignidad y la protección de las fuentes en el centro de nuestro trabajo. Esto significa que: 

      • Todas las investigaciones o reportajes tendrán fuentes mujeres o personas trans o no binarias, tanto para contar sus experiencias como en calidad de expertas. 
      • Se le garantizará a las fuentes testimoniales tener control sobre sus testimonios: tendrán acceso a los reportajes antes de ser publicados, y tendrán la prerrogativa de retirarse del reportaje hasta el último momento del proceso, en caso de no sentirse cómodas con la publicación. 
      • Se le ofrecerá a las fuentes un marco contextual sobre sus derechos y si es necesario se las conectará con organizaciones de derechos humanos que presten apoyo legal. 
      • Se recomendará a las fuentes testimoniales buscar apoyo emocional y terapéutico para acompañar el proceso de la reportería y publicación de las piezas periodísticas para reducir los posibles impactos de la revictimización que pueda venir con la publicación de sus testimonios. 
      • Volcánicas es un espacio seguro para que las mujeres, niñas, personas trans y no binarias puedan contar sus historias y por eso se ofrecerá protección de fuentes a quienes consideren que enfrentarían riesgos y/o retaliaciones por contar sus testimonios. 
      • Las grabaciones de testimonios no serán usadas de forma directa sin el permiso de la fuente y se almacenarán en un disco duro externo para mayor seguridad. 
      • En el caso de que las fuentes quieran contar sus historias a nombre propio se les dará un breve entrenamiento en vocería y manejo de medios de comunicación para fortalecer su participación en nuevos espacios. 
      • Todos reportajes e investigaciones cuyo eje sean los testimonios tendrán testimonios de apoyo y verificaciones de modo, tiempo y lugar. 
      • Los testimonios de victimarios, y los que incluyen discursos anti derechos, no serán centrales a los reportajes o investigaciones y no se presentarán sin su debido contraste y contra argumento. Se respetará el derecho a la réplica.
      • El estándar para información médica o de salud es la OMS.  
      • No se usarán titulares que vulneren la dignidad de las personas que están en las historias ni titulares tipo clickbait que resulten engañosos para las audiencias.
      • En las fotos y el material gráfico se respetará la dignidad de las personas que aparecen en la imagen y solo se utilizarán si hay consentimiento. No se publicarán fotos de cadáveres, o personas violentadas, o imágenes morbosas.  
      • Cuando se hable de niñes no se usarán sus nombres reales a menos que se trate de un caso en donde sus nombres ya sean públicos, o con la autorización de sus padres o tutores.  
      • Nos reservamos el derecho de editar textos a futuro e incluir disclaimers e información de contexto si es necesario. Se advertirán estos cambios con una nota al final del texto. 
  • Líneas temáticas
    • Acoso y abuso sexual: El Método Volcánicas, basado en la verificación rigurosa y el respeto por el valor de los testimonios y por la dignidad de las fuentes, diferencia nuestro periodismo de las formas tradicionales de cubrir e investigar el acoso y el abuso sexual. Creemos que el periodismo debe ser un lugar seguro para las víctimas de violencia sexual y de género y nuestra prioridad es la protección de nuestras fuentes.  

      Derechos sexuales y reproductivos: Esta línea temática busca entender los avances, y los obstáculos de la región frente a los derechos sexuales y reproductivos, por medio de la difusión de información veraz y relevante, analizada con perspectiva de género, de temas como el aborto, el trabajo sexual, la gestación por sustitución y los derechos de las personas con vih, entre otros. 

      LGBTIQ+: Las luchas de la comunidad LGBTIQ+ hacen parte del feminismo y, el cubrimiento que hacemos de ellas desde Volcánicas busca contrarrestar y contra argumentar el discurso anti derechos y transexcluyente de la región, y visibilizar la riqueza de la diversidad en identidad y orientación sexual de Abya Yala. En Volcánicas somos feministas y el feminismo ES transincluyente. 

      Violencias machistas: Desde Volcánicas, haciendo uso de las herramientas del periodismo, buscamos entender las causas y los detonantes de la violencia de género, haciendo un análisis que va más allá de sus consecuencias. Al enfocarnos en las alertas rojas, los procesos y contextos misóginos que dan origen a estas formas de violencias, nuestro contenido busca un impacto preventivo, enfocado en dar herramientas a nuestra audiencia para entender el fenómeno de la violencia machista. 

      Antirracismo y feminismo decolonial: En Volcánicas nos situamos desde, y reporteamos sobre, los feminismos de Abya Yala y pensamos que todo feminismo debe ser antirracista. Esta plataforma es un espacio seguro para que las mujeres que han vivido violencia racista puedan hacer sus denuncias y puedan narrar sus experiencias en voz propia. Entendemos, además, que las defensoras indígenas y rurales han sido las protagonistas de la lucha por los derechos de la tierra y el territorio en la región, enfrentando los mayores riesgos de seguridad, y las estrategias de resistencia que han diseñado desde el feminismo comunitario serán parte de nuestro contenido. Nuestra postura decolonial también entiende que la migración es un derecho cuya defensa es fundamental para las mujeres de la región. 

      Política y protesta social: La lucha por los derechos políticos de las mujeres en Latinoamérica ha sido siempre un asunto feminista y hace falta mucho camino por avanzar. Latinoamérica también tiene una historia sistemática de represión y criminalización de la protesta social pero, a pesar de eso, el fenómeno ha cobrado centralidad en varios países de la región, especialmente en las generaciones jóvenes y entre las feministas. Desde Volcánicas cubriremos las manifestaciones sociales y comunicaremos los avances o retrocesos en derechos políticos de las mujeres y personas trans y no binarias. 

      Economía del cuidado: La gran crítica que la economía feminista hace al capitalismo es que es un sistema soportado por el trabajo invisibilizado, no reconocido y mal remunerado, de las mujeres que ejercen actividades como el trabajo doméstico, de crianza y reproducción, y afectivo. Desde Volcánicas analizamos estas realidades y difundimos las demandas políticas de las mujeres para que todas las formas de nuestros trabajos sean reconocidas y remuneradas de manera justa.  

      Cultura pop: El arte, la literatura, la televisión, el cine y demás manifestaciones culturales, son un termómetro de las discusiones sobre identidad y derechos humanos que se dan en nuestra sociedad. Por esto han sido un campo fértil para la crítica feminista y serán utilizados en nuestras comunicaciones y lenguaje, no solo para conectar con nuestra audiencia sino también para discutir sobre los símbolos que usamos, y sobre los fenómenos culturales, para cambiar imaginarios y normas sociales machistas.

      Amistad sexo y amor: En Volcánicas entendemos que las vidas de todas las mujeres están atravesadas por sus experiencias en el amor, el sexo y la amistad y cubriremos todos estos aspectos de nuestras realidades, haciendo uso de los conceptos del feminismo y de las herramientas periodísticas.   

      Entrevistas: El periodismo feminista se caracteriza por su respeto a los testimonios y nos permite una cercanía especial con las personas que entrevistamos. En Volcánicas hablamos de manera íntima y honesta con mujeres y personas diversas cuyas voces son importantes para la discusión pública, personas Volcánicas y conversaciones que busquen dar respuesta a los cuestionamientos que nos atraviesan como feministas.

  • Equipa
    • Lilia Balam

      Colaboradora

      Lilia Balam es periodista y fotoperiodista independiente. Ha cursado diplomados y talleres sobre periodismo y derechos humanos en las universidades Anáhuac Mayab, la Gerardo Barrios de El Salvador, José Martí de Latinoamérica Campus Mérida, la International Women’s Media Foundation y la Escuela Virtual CONNECTAS. Se ha desempeñado como periodista desde el 2014, colaborando con medios como el Die Zeit, Gatopardo, Coolt, Distintas Latitudes, Sin Embargo, Pie de Página, La Jornada Maya, Haz Ruido e Informe Fracto, en la cobertura de temas de derechos humanos, género, medio ambiente y salud. Ha realizado investigaciones periodísticas sobre derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y ha participado en investigaciones colaborativas internacionales sobre migración y derechos laborales. En el 2016 recibió el Premio Estatal de Periodismo y el Premio Cuauhtémoc Moctezuma al Periodismo. Pertenece a la quinta generación de la Red Latinoamericana de Jóvenes Periodistas (#RedLATAM) de Distintas Latitudes y es becaria del programa «¡Exprésate!» de la IWMF.


      Lina Morales Camacho

      Autora