mayo 23, 2024

Entender los lugares y sus heridas: la ausencia de Homero Gómez y el futuro de las monarcas

Homero Gómez González fue un defensor de la mariposa monarca y el territorio en Michoacán. Desapareció el 13 de enero de 2020 y 16 días después fue hallado sin vida en un pozo en Ocampo. La periodista y productora de investigación de El guardián de las monarcas, Melissa del Pozo, nos cuenta cómo fue trabajar en un documental sobre uno de los ambientalistas más queridos en México.

Por
COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email
el guardián de las monarcas homero gómez mariposas documental entrevista melissa del pozo
Portada por Isabella Londoño

“Entender el lugar”, son las palabras con las que la periodista Melissa del Pozo traza el fotograma central de El guardián de las monarcas: un río cristalino que se tiñe de rojo conforme las mariposas, exhaustas y despojadas de la tierra purépecha y mazahua que las refugió desde tiempos ancestrales, caen desde las copas de los árboles y son arrastradas hasta alguno de los rincones que vieron crecer a Homero Gómez González. De todos los títulos con los que la poesía mexicana ha coronado a las monarcas, “las novias del Sol” era el favorito de Homero. 

En Michoacán, el nombre de Homero y las mariposas han estado suturadas por la memoria y la esperanza. En abril de 1940, el municipio de Contepec dio la bienvenida a un hombre que en su adultez logró la protección de los santuarios de la mariposa monarca: Homero Aridjis, escritor y también ambientalista. 

Al igual que su tocayo, desde muy joven, Homero Gómez desarrolló una sensibilidad muy particular con su entorno. Situado entre las montañas del Eje Neovolcánico, el Ejido El Rosario, parte del municipio de Ocampo, es una de las Áreas Naturales Protegidas en México. Es hogar de mariposas monarca, búhos, cacomixtles, venados, tlacoyotes y zorrillos. Esta zona boscosa es, a la vez, lo que preserva la vida de más de 2000 personas. Algunas familias ejidatarias se dedican a la actividad turística y otras a la agricultura. 

La comunidad de El Rosario no sólo veía en Homero Gómez a un padre que explicaba a su hijo la importancia de un vínculo respetuoso con la naturaleza; también encontraba en él otro mundo posible, uno el que el futuro es por y para todes, como lo dan a entender su hermano (Amado) y su esposa (Rebeca) en uno de los cameos de El guardián de las monarcas

“Hicimos varias entrevistas para el entendimiento del personaje”, cuenta Melissa del Pozo a Volcánicas sobre el proceso detrás de un “trabajo colaborativo” que, además de lograr un retrato nítido sobre uno de los defensores que ha inspirado y guiado a generaciones de activistas ambientales en el país, ha desmenuzado con respeto y profesionalismo la situación que embiste a Michoacán desde hace más de una década: la violencia e impunidad. 

el guardián de las monarcas mariposas Homero Gómez documental Netflix

“La historia de Homero es el ejemplo perfecto para abordar desde muchas perspectivas las problemáticas que atraviesa el estado”: Melissa del Pozo, productora de investigación de El guardián de las monarcas

Reconocido como uno de los reinos más ricos de Mesoamérica, Michoacán sigue siendo una de las entidades con más recursos naturales. Sus lagos, volcanes, bosques y condiciones climáticas la vuelven pieza clave para la biodiversidad, pero también para una serie de actividades económicas ilícitas.

“Sabíamos que Michoacán era una zona de conflicto”, dice Melissa a manera de eco a informes de organizaciones y reportes de la prensa local que dan cuenta de que el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) y su respectiva estrategia de seguridad a cargo de Genaro García Luna —ese exfuncionario que Forbes incluyó en la lista de las 10 figuras más corruptas de México— mantuvieron y exacerbaron la violencia en Tierra Caliente. 

Actualmente, Michoacán es uno de los focos rojos de delitos como el secuestro, el cobro de piso y la extorsión. Asimismo, se identifica como una zona estratégica para la relación comercial con Estados Unidos y para el control territorial entre cárteles. Por décadas, medios y residentes han denunciado la violencia vinculada a la producción y exportación de aguacate, limón y madera. Especialistas, que van desde antropólogas sociales hasta investigadores en temas de seguridad y la propia comunidad ejidataria, contaron en El guardián de las monarcas que los grupos delincuenciales de la zona —al menos 14 de ellos— han buscado la forma de participar en estas actividades económicas. Parte del crimen organizado extorsiona a las madereras a cambio de “protección” y otra explota y quema los bosques. 

La disputa por el territorio no sólo ha despojado a las mariposas.  Municipios como El Aguaje, El Turicato y Los Ocotes se han convertido en “pueblos fantasmas” por el acecho del crimen organizado mientras que localidades como La Huacana han sido identificadas por tener a los grupos delincuenciales como factor principal de los desplazamientos forzados, fenómeno que en 2023 incrementó 160%, según la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. Bajo este panorama, Melissa del Pozo asegura que, desde un principio, la prioridad fue preservar la seguridad de quienes hicieron posible El guardián de las monarcas: familia y amistades de Homero Gómez. 

“Realizamos varias entrevistas de aproximación [para generar] conciencia del impacto de las palabras o de lo que se está diciendo. [Es nuestra] responsabilidad hacerles ver [a los testimonios] que lo que estaban contando no era una nota más o un reportaje que iba a salir en Facebook, sino que iba a tener cierta trascendencia y consecuencias incluso personales. Les cuidamos mucho. Varias entrevistas las hicimos desde Ciudad de México y otras desde Morelia. [También, por ejemplo] el editor tuvo mucho cuidado para protegerles. [Siempre] tuvimos la conciencia de que [lxs testigxs] son personas de carne y hueso. Nos están contando su vida”. 

Con relación a la priorización de la seguridad, al momento de hablar sobre las imágenes y los videos de los grupos criminales incurriendo en la tala clandestina y la quema de bosques, Melissa comparte que otro de los objetivos del documental fue visibilizar al periodismo local y, a la vez, denunciar las condiciones en las que se ejerce. 

“Para nosotrxs era importante que [reporterxs y fotógrafxs de medios michoacanos] aparecieran. Son quienes más se arriesgan, lxs que más conocen el territorio y saben leer el pulso de las comunidades. Trabajan en contextos de mucha vulnerabilidad que no sólo es económica. Me parece muy valioso y valiente que hayan accedido a dar una entrevista grabada. Ojalá [El guardián de las monarcas] también sea una reflexión sobre el valor de la prensa local”. 

Si bien durante todo el proceso (especialmente en el rodaje), Melissa y sus colegas contaron con el apoyo y cuidado de la comunidad cercana a Homero Gómez, el documental no estuvo exento de obstáculos. Independientemente de que la revisión de archivos de las instancias procuradoras de justicia fue sumamente limitada  — “al tener abierta una carpeta de investigación no puedes tener acceso a evidencias o testimonios”, puntualiza la periodista —, El guardián de las monarcas exhibe las negligencias de las autoridades. En 2021, la Fiscalía General de Michoacán alcanzó una impunidad del 90% en la que 9 de cada 10 delitos carecen de una persona imputada. 

La familia de Homero, además de una versión oficial poco  —O NADA —creíble, se ha enfrentado a una amplia cadena de deficiencias institucionales que incluso han incurrido en acoso judicial, una práctica de la Fiscalía estatal “contra las víctimas indirectas para intimidarlas y [así] limpiarse las manos”.

Tras la desaparición de Homero el 13 de enero de 2020, las autoridades mostraron una “respuesta de total pasividad” y menosprecio al caso, contó el exasesor del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), David Saucedo en El guardián de las monarcas. A más de cuatro años de que se encontró el cuerpo del ambientalista en un pozo agrícola del municipio de Ocampo, el desinterés institucional sigue presente, como lo corrobora Melissa del Pozo en conversación con Volcánicas.

“Estaba planeado hacer una entrevista con el Fiscal General de Michoacán. Pero el día que llegamos para hacerla se nos dijo que íbamos a hacerla con otro fiscal (Mario Gerardo Pinedo Infante). Siento que fue un poco incómodo porque aunque estaba preparado para la entrevista y sabía más o menos de qué se trataba como que no pensó que fuera tan relevante. Entonces eso también te revela la poca importancia que creen que tiene el caso de Homero. [Las instituciones] dicen que  tienen una investigación de 20.000 hojas, pero eso no se traduce en resultados directos”. 

Días después del estreno de El guardián de las monarcas en Netflix, el 13 de mayo de 2024, el gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, propuso que la Fiscalía reabra la investigación sobre lo que ocurrió con Homero Gómez.  Sumado a incorporar datos que las autoridades, irresponsablemente, han querido omitir —por ejemplo, el hecho de que antes de desaparecer el defensor ambiental ya había recibido amenazas, que su familia fue extorsionada con $50.000 o que las últimas personas que lo vieron con vida estaban/están vinculadas a la política estatal—, para Melissa es fundamental que se reconozca y garantice el derecho de las víctimas indirectas a acceder a la verdad, justicia y reparación. 

El guardián de las monarcas muestra que entender los lugares implica entender las heridas de su gente: nombrar ausencias que, como la de Homero Gómez, no sólo priva a las mariposas de habitar otro mundo posible, sino también a quienes, como parte de la promesa de un futuro menos hostil, quieren protegerlas.

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email
  • Me indigna
    (2)
  • Me moviliza
    (1)
  • Me es útil
    (0)
  • Me informa
    (0)
  • Me es indiferente
    (0)
  • Me entretiene
    (0)

Autor

  • An Flores

    Comunicadox política graduadx de la UNAM, especializadæ en regulación de medios audiovisuales y usos sociopolíticos de la tecnología. Colabora de manera independiente en periodismo musical a través de su newsletter “Music for the Vampires” y ha contribuido a medios como Indie Rocks!, Radio Nopal, Sound & Vision y Vibras. Su cobertura incluye la escena musical alternativa/under/goth, así como temas de justicia reproductiva, movilización social, políticas afectivas y gestión de recursos públicos, especialmente en salud. Además, es fundadorx de ALAIT (Aborto Legal, Acompañado e Informado para Todes), un proyecto para contrarrestar la desinformación sobre el aborto.

    Ver todas las entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados