Nosotras

Hacemos periodismo de investigación riguroso, audaz, feminista y latinoamericano. Usamos las múltiples herramientas de la comunicación para ayudar a deconstruir el machismo, y así avanzar en la consecución de los derechos de las mujeres y la comunidad lgbti en Latinoamérica y el Caribe. Defendemos los derechos humanos a través de la creación de un espacio seguro para las historias de mujeres en toda su diversidad y nos proyectamos como una incubadora de voces feministas jóvenes para la región. 

Consideramos que todo periodismo debe ser feminista. Creemos firmemente que la función principal del periodismo es informar con rigor a la ciudadanía para que esta pueda tomar decisiones informadas en una democracia. Este compromiso con la democracia implica la defensa de los derechos humanos y, en esa medida, el periodismo que se dice sin posturas o sin apuestas políticas está a la defensa del status quo, que no es más que el patriarcado. 

Nuestro equipo está conformado en un 100% por mujeres feministas.

Nuestra historia

Volcánicas es la re-fundación de Volcánica, un proyecto editorial que funcionó regionalmente entre los años 2017-2019 como la revista feminista del medio guatemalteco Nómada. En sus dos años de funcionamiento la revista discutió un abanico de temas de los feminismos latinoamericanos como transfeminismo, afrofeminismo, trabajo sexual, la perspectiva decolonial y el feminismo indígena, entre otros temas que rara vez se veían incluídos en el debate mainstream y que, cuando llegaban a la opinión pública, casi nunca eran escritos en primera persona ya sea porque las mujeres de estas comunidades suelen tener poco acceso a los medios de difusión o porque sus discursos han sido censurados o marginados. Volcánica buscó entonces transformar el discurso de la opinión pública visibilizando a esas mujeres que encarnan una diversidad de movimientos para difundir sus ideas y argumentos con una audiencia más amplia y abrir espacios para que sus cuerpos e identidades también habitaran el debate público en Latinoamérica. 

Sin embargo, en noviembre de 2019 se hicieron públicas unas denuncias por acoso contra el entonces dueño y director de Nómada, Martín Rodríguez Pellecer, y la entonces directora feminista de Volcánicas, Catalina Ruiz-Navarro, usó las herramientas del periodismo para investigar las denuncias que terminaron en la publicación de 2 reportajes (con 14 testimonios, 13 de acoso y 1 de abuso sexual) de mujeres que denunciaban a Rodríguez Pellecer por acoso y abuso sexual (pueden leerse aquí y aquí). Esta investigación supuso la suspensión de la revista pues ni su directora Ruiz-Navarro, ni todo el equipo de feministas que había publicado en la revista, consideraba ético seguir trabajando para un agresor machista que además usaba su reconocimiento como periodista para acosar. 

Meses después, Ruiz-Navarro y Matilde de los Milagros Londoño (quien fue la editora general de Volcánica en esa etapa previa) se reunieron para investigar unas nuevas denuncias por acoso, esta vez contra el cineasta colombiano Ciro Guerra. Al no encontrar un espacio idóneo para publicar dicho reportaje, manteniendo la independencia y el rigor periodístico de la investigación, decidieron fundar, desde México y Colombia, la revista Volcánicas, en plural. Una revista de periodismo feminista latinoamericano que busca ser un espacio seguro para voces e historias que muestren la diversidad de las perspectivas feministas.  

La publicación del artículo generó revuelo internacional y provocó una conversación a nivel Colombia y región sobre cómo se entiende y maneja el acoso sexual, tan frecuente en las vidas profesionales de las mujeres. También generó una conversación sobre cuál es el papel del periodismo frente a las crecientes denuncias por violencia sexual de las mujeres, la importancia de la protección de fuentes y el trato ético de las víctimas. Tras la publicación de dicha investigación ambas fueron objeto de acoso judicial al ser demandadas penal y civilmente por Guerra. Aún así, en Volcánicas estamos convencidas de la importancia de defender el derecho a la protección de fuentes y el derecho a crear, desde el periodismo, un espacio seguro para que las mujeres puedan contar sus historias de violencia. 

A finales de 2020 Volcánicas recibió un grant de Open Society Foundation que le permitió conformar un equipo editorial, compuesto 100% de mujeres feministas latinoamericanas, encargadas de crear y difundir contenido de manera permanente.