agosto 25, 2022

¿La primera dama del cambio tiene que ser feminista?

El problema, amigas, no es Verónica. Despersonalicemos esta discusión. “La Primera Dama” es un cargo que deviene de “ser la esposa de”, una contradicción de base con lo que queremos las feministas. El cargo de primera dama es un cargo de un mundo que ya no existe, acabémoslo o reinventémoslo por favor.