septiembre 13, 2022

El problema no es el licor, el problema eres tú

Reducir los comportamientos machistas, misóginos y violentos a un “problema con el alcohol” es irresponsable. Quienes culpan al alcohol por su violencia hacen una falsa relación causal entre el consumo de sustancias y la violencia. No, la primera no causa la segunda. Pueden darse juntas, sí, pero no en el sentido de causa-efecto.