febrero 20, 2024

Rescatalandia y el derecho a existir de los animales no humanos 

En 2021, la abogada penal y antiespecista Alina González Gallardo creó Rescatalandia, proyecto mexicano que ha logrado la adopción amorosa y responsable de más de 400 animales. En entrevista con Volcánicas comparte algunos de los aprendizajes detrás de su trabajo.

Por
COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email
Rescatalandia Alina González Gallardo rescate y protección animal México
Portada: Isabella Londoño

“Es increíble lo poco que sabemos de ellos y lo mágicos que son; su capacidad de sanar y de sanarte”, habla Alina González Gallardo, abogada penalista y fundadora de Rescatalandia que, “desde que tiene memoria”, defiende a los animales no humanos, su derecho a existir y a vivir en hogares responsables y amorosos. 

A más de 8900 kilómetros de distancia —por el momento, Alina cursa una maestría en Londres—, el proyecto continúa gracias al apoyo de quienes se han involucrado en estos tres años: familia, amigues y personas voluntarias que buscan transporte seguro —por ejemplo, taxi animalista—, donan alimento u ofrecen su casa como un espacio temporal para perros, gatos, palomas, hamsters, conejos o ratas. “Creo que si no tuviera la cantidad de finales felices que he tenido quizá ya no podría seguir”, comparte Alina en conversación con Volcánicas al admitir que su historia como rescatista “es muy privilegiada”. 

La joven abogada nació y creció en una familia a la que “le importa muchísimo los animales”. En su infancia, Chave, a quien describe como “su otra mamá”, fue su compañera e instructora en los procesos de recuperación de pájaros, pollos, palomas y ardillas. De su padre también aprendió a observar la fortaleza. Alina siente una fascinación muy especial por la playa, los climas cálidos y los viajes por carretera. Un cangrejo arrastrado por las olas y un gatito en una gasolinera fueron protagonistas de algunas de las historias detrás de Rescatalandia, proyecto en honor a su mamá, que falleció en 2022.  

Al día de hoy, en la casa de su familia viven “ocho perros, ocho gatos, una gallina y un ratón”. Entre agradecimientos a Chave, su mamá, papá y hermana Alina reitera que las condiciones “de su chamba” son muy distintas a las de otres rescatistas. “Hay mucha gente que renta y tiene que buscar otros lugares para brindar refugio”, explica. Además del especismo, quienes trabajan de manera directa por los derechos de los animales se enfrentan al sobrecupo de los albergues y las limitaciones económicas para cubrir gastos como la alimentación y asistencia veterinaria.

Rescatalandia: un proyecto con el que Alina sana en colectivo

México es el país latinoamericano con los índices más altos de maltrato y abandono animal. A nivel mundial ocupa el tercer lugar en tratos crueles por el significativo incremento en los últimos cinco años.  Si bien México cuenta con un par de medidas y leyes en materia , estas no consideran gran parte de las garantías que necesitan les rescatistas. 

Alina, por ejemplo, se ha enfrentado a la negligencia de autoridades como la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (Propaem). A finales de mayo de 2023, Rescatalandia denunció el caso de Luna, una perrita que estuvo amarrada más de un año. Como abogada, ha priorizado estrategias en las que “haya la menor confrontación posible”. Sin embargo, el miedo ha estado presente. “Tuve varios casos en los que con amenazas por debajo del agua, con gente que tiene mucho poder”, comparte. 

Cuando habla de negligencias y tratos hostiles, Alina no sólo se refiere a los obstáculos institucionales. “Lxs adoptantes irresponsables son la parte más desgastante”, asegura al recordar casos en los que las personas han querido regresar perros cuando dejan de ser cachorros. Otra situación frecuente en Rescatalandia ha sido la falta de compromiso de gente que tiene intenciones de involucrarse, pero “sin hacerse cargo de sus empatías”. 

En sus casi tres años de funcionamiento, Rescatalandia ha logrado más de 400 adopciones. “Finales felices” se lee en la descripción de Instagram. Gatos, perros, tortugas, hamsters, ratas, pájaros y gallos han encontrado una familia que les procura y da amor. El proyecto también ha sido una oportunidad con la que Alina se ha llevado aprendizajes que, afirma, no habría encontrado de otra forma. 

A diario se sorprende de lo poderosas que son “las cadenas de inspiración”. Sea en redes sociales o en respuesta a las cápsulas de radio o conversaciones a las que la invitan, rescatistas jóvenes le agradecen por su trabajo. “Saber que hay gente que hace equipo me parece una gran píldora de esperanza”, sostiene. 

Desde el ámbito personal, los animales no humanos le han ayudado a sanar. Alina vive con depresión y trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Su labor también ha estado ligada al establecimiento y la aceptación de límites. Para ella, la primera medida de autocuidado es entender que “les rescatistas hacen lo que pueden” y que sus “capacidades económicas, emocionales y de redes de apoyo” son agotables.

“No admito más animales de los que puedo ayudar. Si intentas rescatar a 50 perros a la vez, te vas a frustrar muchísimo. Las veces que he aceptado más animales de los que puedo, la paso terrible. Me siento agobiada, triste y angustiada (…) [Por eso], el mejor consejo que puedo dar es que pintemos una línea muy honesta sobre lo que podemos hacer.  Nuestro trabajo vale la pena 40 millones de veces y siempre será una muestra tangible de lo impresionante que es la inspiración”.

COMPARTIR ARTÍCULO
Compartir en Facebook Tweet Enviar por WhatsApp Enviar por WhatsApp Enviar por email
  • Me indigna
    (1)
  • Me moviliza
    (0)
  • Me es útil
    (0)
  • Me informa
    (0)
  • Me es indiferente
    (0)
  • Me entretiene
    (0)

Autor

  • An Flores

    Comunicadox política graduadx de la UNAM, especializadæ en regulación de medios audiovisuales y usos sociopolíticos de la tecnología. Colabora de manera independiente en periodismo musical a través de su newsletter “Music for the Vampires” y ha contribuido a medios como Indie Rocks!, Radio Nopal, Sound & Vision y Vibras. Su cobertura incluye la escena musical alternativa/under/goth, así como temas de justicia reproductiva, movilización social, políticas afectivas y gestión de recursos públicos, especialmente en salud. Además, es fundadorx de ALAIT (Aborto Legal, Acompañado e Informado para Todes), un proyecto para contrarrestar la desinformación sobre el aborto.

    Ver todas las entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados