El látigo misógino de la cultura del espectáculo y el caso de Frida Sofía

El látigo misógino de la cultura del espectáculo y el caso de Frida Sofía

El periodismo de farándula mexicano explota el caso de Frida Sofía Guzmán para el rating, cuando es un problema de salud pública de mujeres, niñas, adolescentes y mujeres adultas que sufren violencia sexual en la infancia y que están tomando nota de lo que les puede pasar si rompen el silencio.

Es difícil creerles

Es difícil creerles

A vísperas de la segunda vuelta electoral en Ecuador, los dos candidatos que disputan la presidencia han manifestado pública y específicamente su apoyo para prevenir y erradicar las violencias en contra de las mujeres. Pero sus contextos y aliados hacen que sea difícil confiar en sus promesas.

TRABAJE JUICIOSA USTED, ALCALDESA

TRABAJE JUICIOSA USTED, ALCALDESA

Uno de los mensajes que hizo parte de la movilización de este 8M en Bogotá, fue el de “Trabaje juiciosa usted, alcaldesa”, haciendo alusión al episodio que protagonizó Claudia López,en el que fue increpada por una vendedora informal que le pidió ayuda.

Subió la marea verde, pero no en el desierto de Honduras

Subió la marea verde, pero no en el desierto de Honduras

Cuando “la marea verde” logró en Argentina que se legalizara el aborto, en Honduras los diputados corrieron a reunirse para ponerle un candado constitucional a la posibilidad del aborto y del matrimonio igualitario, en un país donde ni siquiera la pastilla anticonceptiva de emergencia es permitida. En Honduras el aborto ya era totalmente penalizado, pero también condenado por una sociedad que puede aceptar la violencia pero nunca que una mujer decida por su cuerpo.

+ Nalgadas – Culeradas

+ Nalgadas – Culeradas

Permítame comenzar este compendio de fórmulas admitiendo que soy plenamente consciente de que yo, Cynthia Híjar, feminista de glitter, señora ardiente y de su casa, bisexual deconstruida con genuinas ganas de poliamar y dueña absoluta de las piernas más bonitas de la cuadra, yo, cúmulo de ojeras maduras de tanto amar, con una carrera impecable como destructora de la reputación de todos mis exnovios, yo, sí, yo, todavía, me enculo. Y a veces hasta sufro por hombres cishet. Qué ansiedad.